Haz tu propia lámpara de lava

Daniela

¡Aprende cómo hacer tu propia lámpara de lava! Es muy fácil, diviértete con este genial experimento científico. No necesitas nada más que cosas que tienes al alcance de la mano en tu casa, como aceite vegetal y colorante. Crea una reacción química y siéntete un verdadero científico.

lampara de lava

Materiales

  •  Agua
  • Una botella de plástico transparente
  • Aceite vegetal
  • Colorante
  • Tabletas efervescentes

Instrucciones

Vierte agua en la botella plástica hasta que llegue a un cuarto de su capacidad (puedes usar un embudo cuando la llenes para no mojar la superficie donde estás trabajando). Vierte aceite vegetal hasta que la botella esté casi llena. Espera hasta que el agua y el aceite se separen. Añade alrededor de 12 gotas de colorante en la botella (elige el color que más te guste). Observa cómo el colorante baja a través del aceite y se mezcla con el agua. Corta una tableta efervescente en 5 o 6 trozos y pon uno en la botella. Cuando no se produzcan más burbujas, añade más pedacitos de tableta y disfruta la función.

¿Qué está pasando?

Si has tratado de mezclar agua y aceite, éstos no se mezclarán muy bien. El aceite y el agua que pusiste en la botella se separan, con el aceite encima del agua porque tiene una densidad más baja. El colorante baja a través del aceite y se mezcla con el agua que hay en el fondo. La tableta efervescente que pusiste produce pequeñas burbujas de dióxido de carbono que van hacia arriba y toman algo del agua de color cuando parten desde la base de la botella. El gas escapa cuando llega arriba y el agua de color baja. El motivo por el cual las tabletas efervescentes se comportan así es porque contienen ácido cítrico y bicarbonato de sodio, estos dos reaccionan con el agua para formar citrato de sodio y dióxido de carbono (estas son las burbujas que llevan el agua de color hasta arriba).

Si añades más tabletas efervescentes a la botella la reacción se mantiene, así que puedes seguir disfrutando del espectáculo que te regala esta hermosa reacción química. Si quieres mostrarle el experimento a alguien más, sólo cierra la botella con una tapa y añade más tabletas cuando lo quieras mostrar.


Experimento: simula la erupción de un volcán con vinagre y bicarbonato

Daniela

¿Te gustaría ver la erupción de un volcán sin todos los riesgos que eso implica? Si la respuesta es sí, este experimento de química es para ti. Usando bicarbonato y vinagre, observa la increíble reacción química que producen estos productos. Prepara algunas toallas para que limpies rápidamente la erupción del volcán que crearás.

volcan vinagre

Materiales

Bicarbonato
Vinagre
Un recipiente lo suficientemente grande como para evitar un desastre
Toalla nova o toallas

Instrucciones

Pon un poco de bicarbonato en el recipiente.
Añade un poco de vinagre.
Observa la reacción química.

¿Qué está pasando?

El bicarbonato es una base y el vinagre (ácido acético) es un ácido. Cuando reaccionan juntos, forman ácido carbónico – el cual es muy inestable. Inmediatamente se dividen en agua y dióxido de carbono, lo que crea la efervescencia que escapa de la solución.

Para un efecto más realista puedes hacer un volcán más real y no usar sólo un recipiente. Para eso puedes tomar algunos materiales y poner a prueba tus habilidades artísticas. Puedes hacerlo con greda y luego pintarlo con témpera si lo deseas, así crearás un verdadero volcán que impresionará a todos aquellos que lo vean.

¡Buena suerte!


Experimento: mezclando agua y aceite

Daniela

Risultati immagini per agua y aceite

Algunas cosas simplemente no se llevan bien. Un ejemplo es el agua y el aceite, ya que puedes juntarlos y agitar el recipiente tan fuerte como puedas pero jamás se van a mezclar. Sigue las instrucciones de este sencillo experimento y descubre cómo se comportan estos líquidos cuando se juntan. Luego, si quieres ir más allá, descubre que sucede cuando agregamos detergente.

 
Materiales:
– Una pequeña botella de bebida.
– Agua
– Colorante
– Dos cucharadas de aceite de cocina.
– Detergente o lavalozas.

 

Instrucciones:
– Agrega unas pocas gotas de colorante al agua.
– Vierte dos cucharadas de agua con colorante y dos cucharadas de aceite en la botella.
– Cierra bien la botella y agítala lo más fuerte que puedas.
– Pon la botella bocabajo y observa. Puede parecer que los líquidos se están mezclando pero el aceite siempre vuelve a la superficie.

 

¿Qué es lo que pasa?
Mientras el agua suele mezclarse bien con otros líquidos para formar soluciones, no logra mezclarse con el aceite. Las moléculas de agua se atraen fuertemente entre ellas y lo mismo pasa con el aceite, por esto no logran mezclarse. El agua y el aceite se separan y el aceite flota porque el agua tiene una densidad menor.
Si de verdad piensas que el agua y el aceite podrían mezclarse, trata de añadir un poco de lavalozas o detergente. El detergente es atraído ya sea al agua como al aceite, por esto el detergente puede ayudar al agua y al aceite a acercarse, formando lo que se llama emulsión. Esto es muy útil cuando lavamos platos con grasa, ya que el detergente toma el aceite y lo saca de los platos.

Si piensas que estos fenómenos son fascinantes y quieres aprender mucho más sobre ellos y experimentar en tu propia casa, solicita tus clases particulares de química en Santiago. Tu profesor particular de química te enseñará esto y mucho más.


Experimento: Moléculas de agua en movimiento

Daniela

Risultati immagini per two glasses of waterEste experimento es genial para testear si las moléculas de agua caliente de verdad se mueven más rápido que las del agua fría. Vierte un poco de agua, luego pon un poco de colorante y compara los resultados.

Materiales

  • Un vaso transparente con agua caliente.
  • Un vaso transparente con agua fría.
  • Colorante
  • Un gotero.

 

Instrucciones

  1. Llena los vasos con la misma cantidad de agua. Uno con agua fría y otro con agua caliente.
  2. Pon una gota de colorante en ambos vasos lo más rápido que puedas.
  3. Mira lo que pasa con el colorante.

 

¿Qué es lo que pasa?

Si miras desde cerca, notaras que el colorante se esparce más rápido en el agua caliente que en el agua fría. Las moléculas del agua caliente se mueven a mayor velocidad, esparciendo el colorante más rápido que en el agua fría, cuyas moléculas se mueven con mayor lentitud.

Si te interesó este simple experimento y quieres saber más sobre este tema, contáctanos y solicita tus clases particulares de química en Santiago.


Interesantes datos sobre la química

Alessio

Hay muchas cosas que aprender sobre la química, y estos interesantes datos pueden ser útiles para que te familiarices con esta ciencias y puedas rendir mucho mejor en el colegio o incluso sorprender a tus compañeros y profesor de química.

  • El hidrogeno es el primer elemento en la tabla periódica. Su número atómico es 1. El hidrogeno es altamente inflamable y es el elemento más abundante en el universo.
  • El nitrógeno líquido hierve a 77 grados kelvin (−196 °C, −321 °F).
  • Aproximadamente el 1% de la masa del sol está compuesta de oxígeno.
  • El Helio es más liviano que el aire a nuestro alrededor. Por eso el helio es perfecto para los globos que usas para decorar en las fiestas.
  • El carbono se presenta en distintas formas que incluyen el diamante, el grafito y formas impuras como el carbón.
  • En condiciones normales, el agua y el aceite no se pueden mezclar.
  • Aunque aún se discute, se dice que la palabra química viene de una palabra egipcia que significa tierra.
  • Se cree que la química comenzó a usarse más de 1000 años antes de cristo por varias civilizaciones que la usaban en distintas formas como usando plantas para crear medicinas, extrayendo metales, fermentando vino y haciendo cosméticos.
  • Las cosas invisibles al ojo humano pueden ser vistas bajo luz ultravioleta, lo cual ha sido útil para detectives y científicos.
  • Los humanos exhalan dióxido de carbono (CO2). Usando la energía del sol, las plantas convierten ese dióxido de carbono en alimento durante la fotosíntesis.
  • Las reacciones químicas ocurren todo el tiempo, incluyendo actividades diarias como cocinar. Ve que sucede por ejemplo cuando hierves agua para cocinar.

Si quieres aprender más datos interesantes como estos, contáctanos y solicita tus clases particulares de química en Santiago.


Las moléculas

Daniela

Cada vez que dos o más átomos se juntan forman una molécula. Todo lo que te rodea está hecho de moléculas. ¡Esto te incluye a ti! tú estás hecho de trillones y trillones de diferentes tipos de moléculas.

Compuestos

Cuando átomos de distintos tipos de elementos se juntan forman moléculas llamadas compuestos. El agua está formada por 2 átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Por eso se le conoce como H2O. El agua siempre tendrá 2 veces el número de átomos de hidrógeno por uno de oxígeno. La siguiente foto ilustra cómo se vería la molécula del agua.

Fórmula molecular

Hay más de 100 tipos de átomos, pero hay millones y millones de diferentes tipos de sustancias. Esto es porque están formadas por distintos tipos de moléculas. Las moléculas no están formadas sólo por distintos tipos de átomos sino con diferentes proporciones también. Como el ejemplo del agua, que tiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, hay otros ejemplos como el dióxido de carbono (CO2) y el azúcar  (C6H12O6). Algunas fórmulas son mucho más largas y complejas que éstas.

Enlaces

Las moléculas y los compuestos se sostienen por los llamados enlaces químicos. Hay dos tipos de enlaces: covalentes e iónicos. Algunos compuestos tienen ambos tipos de enlaces. Ambos tipos involucran electrones.

Enlace covalente

Los enlaces covalentes comparten electrones entre átomos. Esto pasa cuando los átomos necesitan compartir sus electrones para llenar sus órbitas externas.

Enlace iónico

Se forma cuando un electrón es donado. Esto pasa cuando un átomo da un electrón a otro para tener un balance, y por ende, formar una molécula o compuesto.

Si necesitas entender este contenido de una mejor manera, no dudes en contactarnos para solicitar tus clases particulares de química en Santiago.

 


El átomo

Daniela

El átomo es la unidad más básica que conforma toda la materia del universo. Los átomos son extremadamente pequeños y están hechos de partículas aún más pequeñas. Estas partículas aún más básicas son los electrones, protones y neutrones. Los átomos se juntan con otros átomos para formar la materia. Hay tantos átomos en un cuerpo humano, por ejemplo, que ni siquiera podríamos escribir ese gran número (son trillones y trillones). Hay diferentes tipos de átomos basados en su número de electrones, protones y neutrones que cada átomo contiene. Cada tipo de átomo diferente conforma un elemento químico. Hay 92 elementos naturales que llegan a 118 si se incluyen los que han sido hechos por el hombre. Los átomos duran mucho tiempo, en casi todos los casos duran para siempre. Ellos pueden cambiar bajo reacciones químicas, compartiendo electrones con otros átomos. Pero su núcleo es difícil de romper, lo cual significa que muchos átomos están alrededor por mucho tiempo.

Estructura del átomo

Al centro del átomo está su núcleo. El núcleo está hecho de protones y neutrones. Los electrones giran alrededor de órbitas alrededor del núcleo.

El protón: es la partícula cargada positivamente que se ubica al centro del átomo en el núcleo. El átomo de hidrógeno es el único que tiene sólo un protón y no tiene neutrones en su núcleo.

El electrón: es la partícula cargada negativamente que gira alrededor del núcleo. Los electrones giran tan rápido que los científicos no pueden estar 100% seguros de su ubicación. Los electrones son atraídos hacia el núcleo por la carga positiva de los protones.

El neutrón: no tiene carga. El número de neutrones afecta la masa y la reactividad del átomo.

Si quieres aprender más sobre el átomo y sus características, no dudes en contactarnos para solicitar tus clases particulares de química en Santiago.


Quiénes somos
© 2015 Top Clases, empresa de clases particulares en Santiago de Chile.