Haz tu propia lámpara de lava

Daniela
Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

¡Aprende cómo hacer tu propia lámpara de lava! Es muy fácil, diviértete con este genial experimento científico. No necesitas nada más que cosas que tienes al alcance de la mano en tu casa, como aceite vegetal y colorante. Crea una reacción química y siéntete un verdadero científico.

lampara de lava

Materiales

  •  Agua
  • Una botella de plástico transparente
  • Aceite vegetal
  • Colorante
  • Tabletas efervescentes

Instrucciones

Vierte agua en la botella plástica hasta que llegue a un cuarto de su capacidad (puedes usar un embudo cuando la llenes para no mojar la superficie donde estás trabajando). Vierte aceite vegetal hasta que la botella esté casi llena. Espera hasta que el agua y el aceite se separen. Añade alrededor de 12 gotas de colorante en la botella (elige el color que más te guste). Observa cómo el colorante baja a través del aceite y se mezcla con el agua. Corta una tableta efervescente en 5 o 6 trozos y pon uno en la botella. Cuando no se produzcan más burbujas, añade más pedacitos de tableta y disfruta la función.

¿Qué está pasando?

Si has tratado de mezclar agua y aceite, éstos no se mezclarán muy bien. El aceite y el agua que pusiste en la botella se separan, con el aceite encima del agua porque tiene una densidad más baja. El colorante baja a través del aceite y se mezcla con el agua que hay en el fondo. La tableta efervescente que pusiste produce pequeñas burbujas de dióxido de carbono que van hacia arriba y toman algo del agua de color cuando parten desde la base de la botella. El gas escapa cuando llega arriba y el agua de color baja. El motivo por el cual las tabletas efervescentes se comportan así es porque contienen ácido cítrico y bicarbonato de sodio, estos dos reaccionan con el agua para formar citrato de sodio y dióxido de carbono (estas son las burbujas que llevan el agua de color hasta arriba).

Si añades más tabletas efervescentes a la botella la reacción se mantiene, así que puedes seguir disfrutando del espectáculo que te regala esta hermosa reacción química. Si quieres mostrarle el experimento a alguien más, sólo cierra la botella con una tapa y añade más tabletas cuando lo quieras mostrar.

Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
Quiénes somos
© 2015 Top Clases, empresa de clases particulares en Santiago de Chile.